NOVIEMBRE 5

Cada vez el recuerdo llega
en el instante de mí sufrir
y en mi cuerpo se congela
aquel dolor, que va a morir.

Pues muere dentro de mí
tu imagen, tu rostro, tu amor 
que dejaste el alma en frenesí
con el olvido, desvanece tu calor...

a la ausencia de ti, amor 
solo queda consolarme 
con tus besos y el dolor
que en mi, tú lo dejaste...

siento el peso de mi agonía
pensando en tu partida
y con retorno a la lejanía
en el recuerdo de nuestras vidas. 

 
Hoy habia 1 visitantes (35 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=